+593 985321048
Mensajes - Whatsapp
+593 985321048

Tecnología

noticias de ciencia

La justicia de la UE da la razón a Google sobre el derecho al olvido en Internet

1372142902_959606_1372152135_noticia_normalEl abogado general del Tribunal de Justicia de la UE se ha pronunciado sobre el alcance del derecho al olvido en Internet en un caso que enfrenta a España, y en concreto a la Agencia de Protección de Datos, con el gigante informático estadounidense Google. Según el dictamen, el buscador de Internet no tiene obligación de borrar contenido a petición de un usuario.

El dictamen preliminar publicado por el abogado general del Tribunal no tiene carácter vinculante, aunque los jueces suelen seguir estas recomendaciones en el 80% de los casos. La sentencia final se publicará dentro de unos meses.

El litigio se remonta al año 2010, cuando la Agencia Española de Protección de Datos exigió a Google que eliminase en los resultados de sus búsquedas los vínculos al anuncio publicado en un periódico de una subasta de inmuebles relacionada con un embargo por deudas a la Seguridad Social. Mario Casteja, abogado, tecleó su nombre en internet y comprobó que aparecía vinculado a esa información. La Agencia actuó a petición de Casteja, que alegaba que el embargo al que se vio sometido en su día está totalmente solucionado y resuelto desde hace años y carece de relevancia en la actualidad, por lo que no quería que apareciera cuando se buscara su nombre en Google.

No obstante, la Agencia de Protección de Datos denegó la petición de borrar el anuncio original en el periódico, al considerar que la publicación de los datos en cuestión tenía justificación legal y su fin era dar la máxima publicidad a las subastas para conseguir la mayor concurrencia de licitadores.

Ante la exigencia de eliminar los resultados de búsqueda de este y otros casos, Google llevó ante la Audiencia Nacional a la Agencia de Protección de Datos, alegando que corresponde a la fuente original de la información corregirla si es incorrecta y que obligarle a suprimirla del resultado de sus búsquedas constituye un atentando contra la libertad de expresión.

Tras la vista, la Audiencia Nacional ha planteado al Tribunal de Justicia una serie de preguntas para resolver el caso, cuyas primeras respuestas se han conocido este martes. En particular, el tribunal español ha preguntado si el afectado tiene derecho al olvido, es decir, a dirigirse a buscadores para impedir la indexación de la información referida a su persona publicada en páginas web de terceros, amparándose en su voluntad de que no sea conocida por los internautas cuando considere que puede perjudicarle o desea que sea olvidada, aunque se trate de una información publicada lícitamente por terceros. La Audiencia Nacional deseaba saber además si es posible aplicar la directiva de la UE sobre protección de datos para tutelar el derecho a la protección de los datos de un nacional español y que tiene su residencia en España, frente a la empresa Google, que tiene su domicilio fuera de la UE, en Estados Unidos.

Casteja ve ahora cómo su caso ha vuelto otra vez a la palestra. Este abogado gallego, experto en grafología, considera, a pesar del dictamen del abogado general del Tribunal de Justicia de la UE, que lo fundamental es que “las personas puedan tener intimidad” y “escoger dónde salir”. Cree que la privacidad está cada vez más amenazada y que es “preocupante” ver cómo los Gobiernos están espiando sin descanso a ciudadanos de todo el mundo. Afirma que la gente debe tener la posibilidad de elegir si quiere que se sepan aquellas cosas intrascendentes que le afectan. “Esto no tiene nada que ver con la libertad de expresión, porque Google se dedica solo a cortar y pegar”, rebate.

Aunque el dictamen no es definitivo, Casteja percibe que marcará el camino para la sentencia definitiva. “Nuestro planteamiento”, apunta su abogado, Joaquín Muñoz, “es poder conocer las reglas del juego. Saber a qué se tienen que atener los usuarios y cuál es la responsabilidad del buscador. Entendemos que el principal responsable es el editor de la página web, pero los buscadores también tienen su responsabilidad”.

Los calcetines también serán inteligentes

1371652367_476559_1371659712_noticia_normalSi unas gafas pueden ser inteligente, por qué no los calcetines, siempre más en contacto con el cuerpo humano. Heapsylon asegura que sus calcetines han superado la prueba de la lavadora. Aparte de asegurar que entrarán dos y saldrán dos, los sensores de los calcetines no perderán sus propiedades, entre ellas la capacidad de prevenir lesiones o detectar en la gente mayor pérdida del equilibrio, además de contar pasos y escalones.

Los calcetines Sensoria de la empresa Heapsylon se añaden a la lluvia de wearables, accesorios inteligentes para ropa que últimamente se encuentran en proyecto, como las gafas de Google o el iWatch de Apple o Samsung. Sin esperar a ellos, ya existen relojes inteligentes de Sony y I’m Watch, así como pulseras o collares que miden el ejercicio físico. Por lo general, siempre consiste en sensores y acelerómetros que se comuinican via bluetooh con el smartphone y, posteriormente, volcarlos datos en el ordenador.

Heapsylon intenta recoger la financiación de 65.000 euros en Indiegogo. Sus fundadores son exempleados de Microsoft en el área de Kinect, que aspiran a convertirse “en el Gore TEX de los calcetines. Estamos hablando de la nueva generación de la computación, la que se incrusta en las prendas de ropa que vestimos”, ha declarado el cofundador y consejero delegado, el italiano David Vigano.

La monitorización del ejercicio no es solo asunto de los deportistas. Su mayor incentivo económico proviene de la medición de constantes vitales para aseguradoras médicas y la medicina preventiva de la sanidad pública. Recientemente Jawbone, fabricante de un medidor de pasos, ha llegado a un acuerdo con la sanidad pública para sus pacientes.

Según cifras del sector, solo en Estados Unidos la monitorización de pacientes creció de los 2.900 millones de euros en 2007 a 6.600 en 2011 y llegará a los 15.300 millones de euros en 2016, según Kalorama Information. El atractivo de estos wearables es que pueden ayudar a reducir el coste del gasto sanitario entre la creciente población de más edad. En el caso de los calcetines Sensoria, aparte de medir pasos y escalones (cuanto más bajo se coloca el aparato en el cuerpo mayor es su fiabilidad), puede detectar heridas y defectos en el andar y pérdidas de equilibrios.

El primer par de calcetines, con la tobillera de recogida de datos, costará 112 euros, y 60 los siguientes tres pares, solo con los sensores.

Steve Jobs creía que no pasaría a la historia

Entrevista con Steve Jobs en 1994.

“En diez años estaré olvidado”. Así lo pensaba Steve Jobs en una entrevista concedida a la Silicon Valley Historical Association en el año 1994, y que ha difundido en su web.

“El trabajo que he hecho yo en toda mi vida quedará obsoleto cuando tenga 50 años”, predecía Jobs diez antes de alcanzar esa edad. En ese tiempo, en 1994, Jobs había sido despedido de la compañía que fundara, y había creado NeXT, que posteriormente sería el embrión de Pixar y sus dibujos digitalizados. “Apple 2 ya está obsoleto, el Apple 1 se quedó obsoleto ya hace unos años y MacIntosh está a punto de quedarse obsoleto en unos pocos años”, añadía en la entrevista de 20 minutos, que se puede descargar al precio de 14 dólares.

Tres años después de esta entrevista, Jobs fue fichado de nuevo por Apple, les vendió Next, creó los iMac, y fundamentalmente los aparatos que dieron una nueva dimensión a la compañía: el reproductor musical iPod (2001), el teléfono iPhone (2007) y las tabletas iPad (2010), un año antes de morir.

EE UU solicitó a Facebook y Microsoft información privada de 50.000 clientes

1371265974_505320_1371267004_noticia_normalLa red social Facebook y el gigante informático Microsoft han reconocido que han recibido miles de solicitudes de información sobre sus usuarios por parte del programa secreto de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA), desvelado hace una semana por los diarios The Washington Post y The Guardian. Las peticiones cursadas por la agencia gubernamental estadounidense a estas dos empresas afectan a alrededor de 50.000 de sus clientes.

Según un comunicado firmado por Ted Ullyot, abogado de Facebook, la red recibió el año pasado entre 9.000 y 10.000 peticiones por parte del Gobierno estadounidense, que estaban relacionadas con entre 18.000 y 19.000 de sus usuarios. Sin embargo, la compañía no ha aclarado cuántas de esas peticiones fueron atendidas.

El gigante informático, a través de su vicepresidente, John Frank, ha detallado que recibió entre 6.000 y 7.000 órdenes judiciales o citaciones relacionadas con causas criminales o asuntos de seguridad nacional, y afectaban a entre 31.000 y 32.000 personas. Los datos facilitados por las dos compañías pertenecen al último semestre de 2012.

La red social, en una larga nota, ha asegurado que han sido cuidadosos con la información que han entregado a las autoridades, quienes habrían obtenido los datos para analizar los movimientos y contactos de los usuarios de Facebook. “Frecuentemente, rechazamos directamente estas peticiones, o pedimos al Gobierno que modere sus peticiones, o simplemente les damos muchos menos datos de los que piden. Respondemos como lo dice la ley”, ha explicado la compañía en el comunicado.

Estas solicitudes del Gobierno pueden estar relacionadas con todo tipo de asuntos, según ha informado la propia red social. Casos como la investigación de un ‘sheriff’ por encontrar a un niño desaparecido, la búsqueda de un fugitivo o una amenaza terrorista forman parte de las peticiones que han cursado las autoridades norteamericanas.

Según Facebook, después de que el informático Edward Snowden filtrara el proyecto secreto de las instituciones de inteligencia de Estados Unidos, han pedido al Gobierno estadounidense incluir en el sistema de transparencia todas las peticiones hechas a la red social y podrán informar sobre las peticiones en conjunto, como lo han hecho ahora. “Hemos estado en discusiones con las autoridades de seguridad nacional instándoles a permitir mayor transparencia y flexibilidad sobre las peticiones con las que tenemos que cumplir”, dice la compañía.

Hace tres días, Mark Zuckerberg, fundador y consejero delegado de la red social, aseguró en un post que su empresa no había formado parte de algún programa que diera acceso directo a las autoridades a sus servidores. Algunas de las compañías han negado que entregaran datos a los servicios de inteligencia estadounidenses y otras, como Google, han pedido al Gobierno de Estados Unidos que haga públicas todas las veces que ha solicitado información a las compañías.

Facebook cuenta actualmente con 1.100 millones de usuarios en todo el mundo. Fue fundada en 2004 por Mark Zuckerberg, cuando era estudiante en Harvard.

 

Fuente:http://internacional.elpais.com/internacional/2013/06/15/actualidad/1371265974_505320.html

LAYOUT

SAMPLE COLOR

Please read our documentation file to know how to change colors as you want

BACKGROUND COLOR

BACKGROUND TEXTURE